Para lucir una sonrisa envidiable, es imprescindible cuidar la apariencia de nuestros dientes acudiendo a un dentista en Embajadores.

Por eso, si lo que deseas es mejorar el aspecto de tu sonrisa, puedes recurrir a las carillas dentales, un tratamiento estético ideal para disimular desperfectos o defectos en la coloración de los dientes. Para ayudarte en tu decisión, te desglosamos sus principales ventajas e inconvenientes.

En primer lugar, son una forma radical que conseguir blanquear la sonrisa sin tener que hacerse un blanqueamiento dental en casa o en un dentista en Embajadores. Y es que las carillas son resistentes a las manchas, así que no tendrás que preocuparte de que sufran decoloración o necesiten blanquearse.

En segundo lugar, las carillas, al estar adheridas a las superficies delanteras de las piezas dentales, pueden ayudar a camuflar problemas menores de ortodoncia, como dientes ligeramente torcidos o separados.

Otra ventaja importante es que estas prótesis dentales son un excelente tratamiento para los dientes que sufren erosión o abrasión del esmalte, ya sea por el consumo de bebidas ácidas o por la acción del reflujo gastroesofágico. A esto hay que añadir que resultan muy agradables a la vista.

En cuanto a las desventajas, la primera es que, aunque puedan variar de coste según la zona o el número de dientes a tratar, suelen tener un precio elevado.

Algunas personas experimentan sensibilidad dental a temperaturas frías o calientes después de recibir el tratamiento. Sin embargo, esta suele desaparecer a los pocos días.

Otro inconveniente a considerar es que se trata de un procedimiento irreversible, es decir, tienen carácter permanente. Esto es debido a que el odontólogo necesita modificar la estructura de los dientes naturales del paciente para poder colocarlas de manera adecuada.

Si tienes dudas sobre este o cualquier otro tratamiento odontológico, en Bazal Dentistas encontrarás profesionales experimentados que te orientarán para ayudarte a mantener una sonrisa perfecta.